lunes, 28 de diciembre de 2009

EL ALEPH I




Tan ineptas me parecieron esas ideas, tan pomposa y tan vasta su exposición, que las relacioné inmediatamente con la literatuta; le dije que por qué no las escribía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios.