martes, 19 de octubre de 2010

CONFERENCIAS II

Personages in the Night Guided by the
Phosphorescent Tracks of
Snails, de MIRÓ.


De regreso a Granada hago un repaso general de los textos que aparecen titulados en el índice de la pequeña edición de Comares, que mantengo a flote ahora. Se trata de un libro pequeñito (165 x 122 mm) y un total de doscientas páginas. A cargo también del Patronato Municipal Huerta de san Vicente (nombre que lleva la colección en la que hay publicados una antología del poeta y un libro de dibujos, además de varias obras habitualmente destacadas y otros textos) esta edición consta de siete conferencias:

- La imagen poética de don Luis de Góngora.
- Paraíso cerrado para muchos, jardines abiertos para pocos (un poeta gongorino del siglo XVII)
- Añada, arrolo, nana, vou veri vou. Canciones de cuna españolas.
- Imaginación, inspiración, evasión.
- Sketch de la nueva pintura.
- Elegía a María Blanchard.
- Juego y teoría del duende.

Lo más original de estos textos que corresponden a diversas conferencias que Lorca diera es su originalidad estilística, su forma: poética. De esta manera es bastante fácil encontrarse con pasajes de tanto valor estético que se hace necesario considerarlos como una parte más de su obra literaria. Así por lo menos he hecho yo y me ha parecido pertinente presentarlos formando parte de una de sus obras más importantes.

En LA IMAGEN POÉTICA DE DON LUIS DE GÓNGORA realiza un acercamiento al que para él es uno de los poetas más importantes de la literatura hispánica y, por supuesto, el más reseñable de los poetas del siglo de oro. Lo principal del cordobés es su imaginación. No se trata de un autor con la chispa de Lope ni de Quevedo pero es el poeta más imaginativo, poeta culto que hacía su poesía "sentado a la mesa" frente los que la hacían "recorriendo los caminos". Revolucionario lírico, aburrido de la producción poética de su época, estira sus metáforas y hace épica con los objetos más sencillos para, sin embargo, dar como resultado una poesía difícil, para la que se hace necesario tener una preparación previa, cuestión esta que Lorca ve muy lejos del oscurantismo tradicionalmente adjudicado a su obra sino a su revolución gramatical y lírica, precursora, aunque no lo diga, explícitamente, de la suya propia.

En PARAÍSO CERRADO PARA MUCHOS, JARDINES ABIERTOS PARA POCOS Lorca presenta a otro poeta. En esta ocasión el granadino Pedro Soto de Rojas, contemporáneo de Góngora y con el que lo compara no igualandolo pero sí, al menos, destacando también el valor de una obra lírica de parecida métrica a las SOLEDADES del cordobés.

Más interesante me ha parecido SKETCH DE LA NUEVA PINTURA, en la que el lector tiene la oportunidad de mirar al arte pictórico con los ojos del poeta. Lorca realiza una defensa radical de las que son entonces últimas tendencias, como el cubismo de Picasso y Juan Gris, o el superrealismo (así lo llama) de Dalí y Miró. Un pasaje minúsculo:

(...) revela también el fracaso de la pintura del siglo XIX y, con él, de toda la pintura histórica. Ya se ha pintado de todas las maneras, admirablemente, prodigiosamente. La nueva pintura en mantillas emprende un nuevo camino de aliento puro, que hay que alentar.


(ahora...en las nuevas creaciones: cubismo, dadaísmo, superrealismo...) el pintor crea la imagen plástica que fija y orienta la emoción. Con unos cuantos objetos le basta. Parte de ellos y los crea de nuevo, mejor, descubre su intimidad, su meollo pictórico, que no ve el copista.



Creo que es perspectiva, en general, bastante original la que del poeta aquí se ofrece. Una visión estética del mundo, según Lorca, porque cuando habla de Góngora o de Soto de Rojas, de Quevedo, de Lope y sus poemas o la pintura de Miró o Picasso el lector está recibiendo una idea poética, una visión del mundo y de la literatura que se encuentra entre las más interesantes que, al menos yo, he podido catar.

Pero de entre todas debo destacar tres conferencias que me han parecido conmovedoras, emocionantes. Dos de ellas ahondan en su idea poética. Les dedicaré una entrada: IMAGINACIÓN, INSPIRACIÓN, EVASIÓN una. La otra JUEGO Y TEORÍA DEL DUENDE, que me parece imprescindible para entender a Lorca. Cerraré la serie con las CANCIONES DE CUNA, otro día. 

(el poeta...) oye el fluir de grandes ríos; hasta su frente llega la frescura de los juncos que se mecen "en ninguna parte". Quiere sentir el diálogo de los insectos bajo las ramas increíbles. Quiere penetrar la música de la corriente de la savia en el silencio oscuro de los grandes troncos. Quiere comprender el alfabeto Morse que habla el corazón de la muchacha dormida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios.