jueves, 8 de enero de 2009

LA CELESTINA IX

RESUMIENDO
¿Ves? Mientras más me dices y más inconvenientes me pones, más la quiero. No sé qué es.
[Primer auto]

Lo que nosotros vamos a decir es, a fin de cuentas, que LA CELESTINA es una de las obras más divertidas que hemos leído. Que no somos capaces de entrar en una tragedia que como tal no nos parece creíble a excepción de la que acaece a los personajes secundarios Sempronio, Pármeno y Celestina que entendemos se desenvuelven como saben hacer, seguramente con el agravante de verse sobrepasados en la calidad de los beneficios que rondan. Porque estos les volveran ciegos y subrayará su avaricia hasta la muerte. Destino. Tragedia.

Calisto confiesa a Sempronio a mitad del primer auto que hay muchos inconvenientes en el amor de Melibea. Afirma, sin embargo, que mientras más consciente es de ellos más enamorado está. Lo que se crea cuando Calisto decide utilizar los servicios de Celestina es una situación artificial hasta la imposibilidad, un planteamiento ridículo que sólo puede acabar en muertes.

Calisto es impulsivo, tanto que no es capaz de controlar su euforia de amor, y ni siquiera de mantener en el ámbito privado sus deseos. A Melibea le pasa lo mismo. Ambos están enfermitos. Melibea desde el mismo día en que el joven la visita en el huerto. A partir de ese punto nos importa ver las declaraciones públicas de Melibea que llaman a las formas como hipócritas y típicas del amor cortesano que, sin embargo, será pasado por alto en poco tiempo. En este sentido es especialmente fina la escena en la que Celestina viste de dolor de muelas el amor que Calisto debe curar y Melibea acepta ayudar para un buen fin que ella sabe perfectamente lo que significa. Es decir, joven y vieja hablan entre sí en clave para evitar la confesión de lo inconfesable: que Melibea acepta satisfacer los deseos sexuales del joven Calisto. Siglo XV.

Y Calisto muere ridículamente. Desvirgada y acalorada muere Melibea. Es para partirse. El domino de la lengua, la riqueza del lenguaje hacen el resto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios.