viernes, 22 de mayo de 2015

Nº 91

Me he fijado en esta obra del barcelonés Ignasi García Barba porque ya había quien se fijó por mí. De hecho será medio para tratar el candente tema de la relación entre jóvenes y nuevas tecnologías en los campamentos teatrales que la compañía de teatro Pie Izquierdo desarrollará para La Junta de Castilla y León este verano. En el mismo sentido concretaré proximamente un taller para jóvenes en el que haremos una lectura dramatizada de esta obra de la muy interesante colección SOPA DE LIBROS, que pude conocer el invierno pasado y de la que he traido unos cuántos títulos que presentará más adelante. En unos día publico las bases para participar de dicha actividad. Sobre el argumento me limito esta vez a transcribir la contraportada y el comienzo de la obra, así como el dramatis personae.




Ignasi García Barba, 2007
(Ilustraciones de Ximena Maier, 2007)
SGAE - ANAYA, 2007

122 páginas.
9.50 €.

PERSONAJES

Padre
Madre
Quique
Teresa
Vilma Stronger
Fredi
Murloch
Voz del locutor de radio


_______________________________________________________________

(CONTRAPORTADA)
Una gran aventura comienza la noche en que Teresa y Quique se quedan solos en casa y prueban el último experimento informático de realidad virtual de su padre. Se verán inmersos en el malvado plan de Murloch quiere llevar a cabo y tendrán que ayudar a Vilma y a Fredi, dos personajes de videojuego muy reales, a detenerle. ¿Conseguirán entre los cuatro acabar con las malas intenciones de Murloch?

_______________________________________________________________

  
(NOTA: Los textos correspondientes a las acotaciones escénicas figuran en color rojo)

Estudio desordenado, lleno de trastos, con una claraboya que da al exterior. En el lateral derecho, una puerta. Por ahí, una radio. El PADRE, cuarenta años, aspecto desaliñado y despistado, está manipulando la CPU de un ordenador con un destornillador. Entre bambalinas, oímos la discusión que mantienen un chico, una chica y una mujer adulta:

QUIQUE.- (Off) ¡Qué haces! ¡Sal de ahí!
TERESA.- (Off) ¡Eh, no me quites el juego! ¡Oye, niño, ya oíste a papá y a mamá, a ti te toca hasta las 9 y a mí después!
QUIQUE.- (Off) ¡Pero mientras yo estaba haciendo los deberes tú te has puesto a chatear media hora con tus colegas, así que lárgate!
MADRE.-  (Off) ¿Ya os estáis peleando otra vez por el dichoso ordenador?
QUIQUE.- (Off) ¡Es que esta niña tiene más morro que un buey con flemones! ¡Estoy hasta las narices!
MADRE.- (Off) ¡Vosotros sí que me tenéis harta! ¡Venid conmigo ahora mismo!

Entran en escena la MADRE, cuarenta años, vestida para salir; QUIQUE, viste en plan rapero y lleva un juego de ordenador en la mano, y TERESA, un poco pija y con otro juego de ordenador en la mano.

MADRE.- Agus, ¿te falta mucho pra terminar con el ordenador viejo? Porque a estos dos no hay quien los aguante, al parecer en esta casa no se puede vivir con un solo ordenador, como no saben compartir nada...
PADRE.- No, ya estoy terminando.

Durante el resto de la conversación, el PADRE monta la CPU en la carcasa y la conecta a la pantalla.

QUIQUE.- Es que la niñata esta hace lo que le da la gana, papá. Y pasa del horario que le pusisteis.
TERESA.- Pues él me ha desinstalado el juego de Vilma Stronger, y no tenía por qué hacerlo.
QUIQUE.-  ¿Y tú qué, que ayer me desintalaste el juego de Fredi?
MADRE.- ¿Qué?
TERESA.- Porque ocupa mucha memoria, idiota, y el ordenador va lento.
MADRE.- ¡Basta!

Silencio.

MADRE.- ¡Teresa, no le hables así a tu hermano! Y tú, Quique, ¿no te dije que no jugaras al juego ese de Fredi o como se llame?
QUIQUE.- Eh... Ya... Y no juego... Lo que pasa... Lo que pasa es que lo he dejado instalado en el ordenador por... por si alguno de vosotros dos quería jugar.
TERESA.- ¡Es mentira! ¡Sigue jugando con él, yo lo he visto!
QUIQUE.- ¡Chivata!
PADRE.- (A la madre) Berta, mujer, no te pongas así, sólo es un juego...
MADRE.- ¿Pero tú has visto qué juego? Un universitario que pasa de estudiar y de ir a clase, y que lo único que hace es intentar ligar con toda clase de chicas.
QUIQUE.- ¡Mola!
MADRE.- ¿Cómo que mola? ¡Menudo ejemplo para los niños!
QUIQUE.- Eh, eh, que yo ya no soy un crío. Además, ¿por qué a mí no me dejas jugar con Fredi y a Teresa sí la dejas jugar con Vilma Stronger?
MADRE.- Pues porque no es lo mismo.
TERESA.- Claro, Vilma es una agente secreto que trabaja para salvar al mundo, eso está bien.
QUIQUE.- Pero va dando mamporros por ahí a todo el mundo.
PADRE.- Eso es verdad...
MADRE.- Muy bien, Agus, muy bien... Tú dale la razón al niño.
PADRE.- Venga, mujer..., que sólo es un entretenimiento... Si en los telediarios salen cosas peores...
MADRE.- Mira, ¿sabéis qué? Haced lo que os dé la gana, yo me rindo.

EL PADRE termina de conectar los cables.

PADRE.- Bueno, esto ya está. Ahora sólo hay que probar si funciona el chip y todo lo demás.
QUIQUE.- ¿Qué chip?
MADRE.- Agus, no hay tiempo, que tenemos la cena a las 10 y tú aún no te has cambiado.
PADRE.- ¿Qué cena?
MADRE.- Dios mío, ¿cómo puedes ser tan despistado? ¡La cena con tus compañeros de Universidad!
PADRE.- ¿Era hoy? A mí me parece que no, espera, ¿dónde lo apunté?

Empieza a buscar entre papeles desordenados. TERESA se fija en un rollo de papel higiénico que hay por ahí. Lo coge.

TERESA.- Aquí hay algo escrito.
PADRE.- ¿A ver? (Le coge el rollo) Ah, sí, aquí está... Pues sí, era hoy...
TERESA.- ¿Y tenías que apuntarlo ahí?
PADRE.- Bueno es que... cuando me llamaron mis antiguos compañeros para decírmelo... me pillaron en muy mal momento... digamos que... no tenía dónde apuntar. Vale, pues ahora mismo subo a cambiarme. (Va a salir)
QUIQUE.- Papá, no me has contestado. ¿Qué clase de chip le has puesto?
MADRE.- Quique, por favor, no le entretengas.
PADRE.- Sólo será un momento, mujer, si el niño tiene curiosidad... Pues un chip que he diseñado para poder jugar con una definición de imagen muy alta, lo mejor que se ha hecho en 3D hasta ahora. Se verán los h¡juegos como si tú estuvieras ahí y pudieras tocarlo todo. Y junto con el chip he diseñado un...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios.