domingo, 13 de septiembre de 2015

Nº 92

Hace ya algún tiempo -menos de lo que llevaba sin escribir por aquí- que mi amigo R. me encargó un libro-disco de Amancio Prada sobre poemas de Agustín García Calvo de la editorial hispano-mexicana VASO ROTO, que pone un cuidado exquisito en buena parte de sus trabajos, respetuoso en todos ellos. De entre lo publicado por esta editorial llamó enseguida mi atención POETA EN GALICIA, libro compuesto por los SEIS POEMAS GALEGOS de Federico García Lorca, terminados en 1935, y que suponen un homenaje a la cultura y el idioma gallegos y a una de sus más admiradas poetas -Rosalía de Castro-. Tanto me gustó cuando lo tuve de la mano que irremediablemente lo regalé a E., para la que hago sólo cosas irremediables.

La edición viene acompañada de un disco con los poemas musicados por Amancio Prada y está ilustrada con una gran acuarela desplegable -que no es la que aparece en esta entrada- de Juan Carlos Mestre, poeta en un sentido amplio de la palabra, de sensibilidad que siempre me ha recordado a la del propio Lorca, extraordinaria en cualquier caso.

Últimamente aparecen en la librería amigos -aparecen así, como amigos- gallegos entre los que este libro-disco ha sido tema y uno de ellos me escribe por el face y me enlaza con un tema de LUAR NA LUBRE, que dice que es conocido pero que yo no conocía y, en fin, que me sobran los motivos para actualizar este blog y así lo hago: transcribo el poema que abre el libro-disco y enlazo en su título con el tema tradicional de los NA LUBRE. Me va a quedar la mar de hispánica esta entrada:

Federico García Lorca, 1932-1935.
Música de Amancio Prada, 2014.
Imágenes de Juan Carlos Mestre, 2014.

Disco-libro desplegable.
Pvp 22 €.


MADRIGAL Á CIBDÁ DE SANTIAGO
Federico García Lorca.



Chove en Santiago
meu doce amor.
Camelia branca do ar
brila entebrecida ó sol.

Chove en Santiago
na noite escura.
Herbas de prata e de sono
cobren a valeira lúa.

Olla a choiva pola rúa, 
laio de pedra e cristal.
Olla no vento esvaído
sombra e cinza do teur mar.

Sombra e cinza do teu mar
Santiago, lonxe do sol.
Agoa da mañán anterga
trema no meu corazón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios.